El 86% de las empresas que confian en Cloud están satisfechas

Empresas satisfechas cloud

Cisco e Intel han realizado un estudio para analizar el impacto del cloud en el modelo de consumo de las TI. Desvelan seis conclusiones para que los proveedores de servicios cloud y los departamentos de TI se adapten a este nuevo escenario.

Simón Viñals

Como destaca el estudio, las ventajas del cloud son múltiples y podríamos resumirlas en flexibilidad, rápido procesamiento, acceso remoto, disponibilidad y ahorro de costes

Simón ViñalsDirector de Tecnología para el Sector Público de Intel Iberia

Mediante encuestas a 4.226 responsables de TI pertenecientes a empresas medianas y grandes de 18 sectores ubicadas en nueve países (Alemania, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, India, Méjico, Reino Unido y Rusia), este estudio analiza el estado actual y futuro de este innovador modelo tecnológico y de negocio; y estas son seis de sus conclusiones más importantes:

1 Los beneficios del cloud superan ampliamente sus desventajas. A pesar de sus barreras -principalmente la preocupación por la seguridad y la mayor complejidad- ocho de cada diez responsables de TI consultados a escala global creen que el cloud impacta positivamente en sus organizaciones en las distintas etapas del ciclo de consumo de TI (planificación, inversión, despliegue, operación y gestión).

2 La inversión en cloud continúa aumentando. Ya se trate de entornos cloud públicos, privados o híbridos, la inversión en cloud ya supone el 23% del presupuesto de TI de los encuestados, quienes prevén que aumente al 27% en los próximos tres años (en Europa, estas cifras se sitúan en el 19% y 24%, respectivamente). El cloud privado es el modelo más predominante, afectando a un 45% de las organizaciones consultadas.

3 Poder transformador y rentabilidad. La visión del cloud difiere entre los mercados emergentes y los países avanzados. Los primeros -como Brasil, China, India o Méjico- consideran el cloud como un elemento principalmente transformador y capaz de mejorar la productividad del negocio, mientras el primer impulsor para adoptar el cloud en países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido o Alemania es su potencial de ahorro de costes.

4 Alta satisfacción con los proveedores, pero también altas expectativas. El 86% de los responsables de TI consultados que se apoyan en proveedores cloud están satisfechos con el servicio recibido, pero también son muy exigentes en sus demandas: sólidos mecanismos de seguridad, capacidad de personalización y garantías mediante Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA) constituyen los principales factores citados para optar por los proveedores cloud.

5 Barreras para el cloud. La mayor barrera para la adopción del cloud sigue siendo la preocupación por la seguridad, seguida por la complejidad de gestión y la falta de integración e interoperabilidad entre sistemas internos y los de proveedores externos.

6 Necesidad de colaboración entre el departamento de TI y las líneas de negocio. Los departamentos de TI deben adoptar una aproximación personalizada capaz de resolver los retos concretos de la organización, por lo que resulta fundamental la colaboración con otras líneas de negocio -finanzas, ventas, recursos humanos…- cuyo presupuesto también contribuye a la adopción de TI en un 44 por ciento de las compañías consultadas. El 76% de los directores de TI consideran su departamento cada vez más como ‘orquestador’ de servicios internos y externos para las distintas divisiones de negocio, además de proporcionar seguridad y soporte técnico.

Como elemento clave en el acceso y consumo de los recursos de TI y de las aplicaciones de negocio, el cloud resulta fundamental en la nueva era del Internet of Everything, marcada por los miles de millones de conexiones entre personas, procesos, datos y objetos”, apunta Luis Palacios, director de Data Center y Virtualización en Cisco España. “El estudio desvela importantes conclusiones para adaptarse a este cambiante escenario, teniendo en cuenta factores esenciales como la seguridad, la capacidad de personalización, la disponibilidad y la necesaria colaboración con las distintas líneas de negocio”, continúa.

Artículo original de Computing.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *