Hiperconvergencia: ¿Que es el Almacenamiento Virtual?

Hiperconvergencia almacenamiento virtual

Una de las primeras misiones de los fabricantes de soluciones Hiperconvergentes fue la de eliminar la necesidad de adquirir cabinas de almacenamiento físico dedicado, o más bien dicho, consolidar Computación y Almacenamiento compartido en un mismo chasis o maquina física. En este artículo vamos a tratar de explicaros de la forma más sencilla posible cómo la tecnología Hiperconvergente ha resuelto esta necesidad.

Que es el Almacenamiento Virtual?

Con la llegada de la virtualización, la posibilidad de independizar el Sistema Operativo del Host Físico y el deseo de tener nuestros servidores virtuales en Alta disponibilidad, hizo necesaria la separación de la computación (CPU y RAM) y del almacenamiento, convirtiéndose este último en un recurso compartido (SAN: Storage Area Nerwork).  Alojar las Máquinas Virtuales (VM) en este recurso compartido (Cabinas físicas como HP EVA, HP MSA, Netapp, EMC, Hitachi) los Hipervisores (Vmware, Hyper-V, XenServer…) nos permitieron migrar nuestras VMs de un host físico a otro en caliente obteniendo así Mayor disponibilidad de nuestros datos.

¿Teníamos entonces un entorno de Alta Disponibilidad? Casi. Teníamos todo redundado menos la cabina en sí, pues tal y como mi compañero Ignacio decía:  “Si se te cae un piano encima de la cabina, el CPD queda parado” (esta frase me ha marcado). Pero es que razón no le faltaba. Aunque la cabina tuviera doble fuente de alimentación, doble controladora, doble tarjeta de red y RAIDs en los discos, seguían habiendo puntos de fallada únicos que hacían que la cabina no estuviera redundada al 100% y por lo tanto, nuestro clúster no tenía Alta disponibilidad aún. Debiamos adquirir dos cabinas idénticas de un fabricante que nos permitiera replicar los datos. Eso implicaba un esfuerzo económico que no todas las empresas podían permitirse.

Si se te cae un piano encima de la cabina, el CPD queda parado

Pero puestos a virtualizar CPU, RAM, NICs, switches, porque no virtualizar la propia SAN? En el fondo una cabina no es más que un dispositivo con un montón de discos, una (o dos) controladoras RAID, una CPU, una cierta cantidad de RAM, conexión a la red y un SO capaz de administrarlo todo. ¿Y si volvemos a tener los discos conectados a cada host y creamos una máquina virtual capaz de presentar al resto de VMs todo el almacenamiento como si de una SAN tradicional se tratara? Con esto se creó el concepto de VSA o Virtual SAN Appliance. Pero Seguimos teniendo un problema: El Piano. Y si al host físico que alberga dicha VSA se le cae uno encima? La SAN se va al garete y todo cae. Pues lo redundamos. Creamos otra VSA en otro host con almacenamiento conectado y hacemos que se repliquen los datos. Para ello sólo necesitamos buenos algoritmos y un buen ancho de banda entre Hosts (10 Gbps).

Imagen por Jeff Desom

Imagen por Jeff Desom

Una vez desarrollado este concepto, obtenemos un Sistema completamente redundado y ahora SI, los administradores de nuestras empresas podrán dormir más tranquilos: Si un piano se les cae encima de uno de sus hosts físicos, su sistema será capaz de seguir funcionando por sí solo. Eliminando la barrera del número de discos máximo que nos cabe en una cabina, ahora podemos crecer flexiblemente en nodos, amoldándonos a las necesidades de nuestros usuarios.

Los fabricantes de soluciones Hyperconvergentes como Simplivity, Nutanix ofrecen soluciones como las descritas en este artículo, pero no son los únicos:  Vmware nos ofrece su software vSAN, HP nos ofrece VSA Storevirtual, Datacore nos brinda SAN Symphony (y muchos más) permitiéndonos crear soluciones un poco más “Hiperconvergentes” sobre maquinaria física tradicional (HP, DELL, IBM, Lenovo…).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *