La virtualización es el primer paso hacia la Transformación Digital

transformación digital

Según señalan las últimas encuestas que la firma Gartner ha realizado entre altos directivos de empresas de todo el mundo, mediante una correcta aplicación de las Tecnologías de la Información (TI), ya se están logrando notables incrementos de los beneficios corporativos. Y, de acuerdo con ese estudio, los mismos responsables consideran que, en los próximos años, las herramientas digitales van a seguir transformando sus industrias de una manera sustancial, y es que la virtualización es el primer paso hacia la Transformación Digital.

Para asegurar que esos crecimientos mantengan la misma línea de tendencia ascendente, la Transformación Digital resulta ser imprescindible como factor de competitividad para cualquier compañía. Si aspiramos a mantenernos por delante de la competencia, una infraestructura ágil y definida por software resulta clave. Pero, al mismo tiempo, es necesario alcanzar el equilibrio entre los objetivos comerciales, la continuidad del negocio, la automatización y la seguridad.

Firme voluntad de adopción a la Transformación Digital

El continuo avance que ya experimenta la Transformación Digital, está allanando el camino para que, dentro del ecosistema corporativo, puedan empezar a colaborar de forma estrecha departamentos como TI, el equipo de desarrollo y los gerentes comerciales. La Transformación Digital tiene una profunda relación con todos esos aspectos del negocio, pero no olvidemos que, para hacerlo realidad, se necesita una firme voluntad de adoptar todas estas tecnologías.

Los espacios de trabajo digitales, los Centros de Datos más modernos, las Nubes integradas, y la seguridad mejorada de los Datacenters, son todas ellas piezas de un mismo puzle. Para unirlas, se necesitan varios productos y servicios diferentes, que sean implementados de forma integrada. Pero si hay una tecnología capaz de ayudar a todos los actores implicados a avanzar a lo largo de la ruta de la Transformación Digital, esa es la virtualización.

Administración unificada de computación

La virtualización permite ejecutar -en un mismo servidor-, diversos sistemas operativos y aplicaciones, haciendo posible la transformación de las infraestructuras TI, así como que los administradores de sistemas mejoren la gestión de los entornos. De forma independiente a la tecnología empleada, las ventajas que ofrece la virtualización han convertido a este avance en una necesidad imprescindible en cualquier entorno TI.

Son diversas las ventajas que aporta la virtualización a las compañías, para ayudarlas a acelerar su viaje hacia la Transformación Digital. Por una parte, facilita la integración del hardware, de redes virtualizadas, del almacenamiento, y de las Nubes públicas y privadas. Y, si a todo ello se le suman los beneficios que proporciona una infraestructura hiperconvergente, lograremos una administración unificada de computación.

Buenas experiencias de movilidad

A medida que se extiende el uso de la virtualización en la red y en la Nube, aumenta la capacidad para las empresas de desarrollar, de probar, de actualizar y de escalar nuevas propuestas. Virtualizando su infraestructura TI –con la ayuda de un proveedor especializado como Infordisa-, las organizaciones pueden moverse de forma más veloz y segura, trasladando rápidamente sus productos y ganancias al mercado. Y todo ello, sin perder de vista ni por un momento la flexibilidad necesaria, ni la seguridad más estricta.

Además, a través de buenas experiencias de movilidad, la virtualización consigue que los empleados sean más productivos. Potenciando el espacio de trabajo digital, proporcionamos a los usuarios las aplicaciones y servicios que precisan, pudiendo acceder a sus escritorios en cualquier momento, y sin importar dónde se encuentren. Esto implica una simplificación del método de acceso a la aplicación, pudiendo unificar la gestión del punto final.

Ganar en agilidad y eficiencia a través de la virtualización

La virtualización de escritorios es un aspecto esencial para dar forma a cualquier proyecto de Transformación Digital que deba ser acometido por una empresa. Cualquier proceso que pretenda digitalizar un espacio productivo, debe empezar virtualizando los escritorios de los que se sirve su fuerza laboral. Gracias a ello, la compañía ganará en agilidad y eficiencia, y no sólo ante sus clientes, sino también en el mercado en que se mueve.

Otra de las características que esta tecnología proporciona a las empresas que apuestan por ella, aparte de mejorar su gestión, -mucho más centralizada-, es manejar su información con total seguridad. También facilita optimizar los recursos del puesto de trabajo, así como una gran flexibilidad multidispositivo, para que los usuarios se incorporen a su puesto virtual desde cualquier dispositivo que usen para trabajar, ya sea un portátil, una tableta o un móvil smartphone.

Si quiere que aumenten los beneficios de su empresa, el proceso de Transformación Digital es su aliado. Y el primer paso que debería dar para conseguirlo, es virtualizar su infraestructura TI. Póngase en contacto con Infordisa, que le asesorará sobre cuál es la mejor forma de hacerlo.

 
Infraestructura Hiperconvergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *