Modificación inminente del ENS

Reciente publicado el borrador del Proyecto de Real Decreto de modificación del RD 3/2010 en el que se regula el Esquema Nacional de Seguridad, que a pesar de haber tenido una revisión en el 2015, ésta estaba ya bastante desfasada, desde Infordisa hemos decidido hacer una serie de artículos en el que analizaremos la nueva ley en profundidad.

Logo de esquema nacional de seguridad

En este primer artículo hablaremos sobre cómo la inminente modificación de la ley aclara el cómo repartir los diferentes Roles y Responsabilidades en la Entidad, ya que es uno de los temas que más dudas genera la hora de establecer las bases de nuestro SGSI (Sistema de Gestión de Seguridad de la Información) en las entidades con menos pocos recursos como Ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes o los Consejos Comarcales.

El Artículo 11 habla sobre la Diferenciación de Responsabilidades de seguridad:

Citamos textualmente:

Artículo 11. Diferenciación de responsabilidades.

1. En los sistemas de información se diferenciará el responsable de la información, el responsable del servicio, el responsable de la seguridad y el responsable del sistema.

2. La responsabilidad de la seguridad de los sistemas de información estará diferenciada de la responsabilidad sobre la prestación de los servicios.

3. La política de seguridad de la organización detallará las atribuciones de cada responsable y los mecanismos de coordinación y resolución de conflictos.

Ahora si, el punto 1 se hace referencia al responsable del sistema, que en la antigua ley RD 3/2010, no salía en el artículo 10: Seguridad como funciones diferenciadas, donde sólo hablaba del Responsable de la Información, Responsable del Servicio y Responsable de la Seguridad. Al aparecer en este artículo indica implícitamente la obligatoriedad de hacer el nombramiento correspondiente, lo que al no aparecer en la antigua versión de la ENS, quedaba en el aire sobre si era obligatorio designarlo o no.

El punto 2, indica que la figura de responsable de seguridad estará diferenciada del responsable de la prestación del servicio (responsable del sistema). Esto, a priori, puede parecer que «complica» las cosas a las administraciones pequeñas y con pocos recursos, donde sólo suele haber una sola persona al frente de las tareas de IT, donde si asume ambas responsabilidades, entraría en claro conflicto con este artículo. No obstante, el artículo 13, nos vuelve a aclarar situaciones como ésta. Citemos de nuevo:

Artículo 13. Organización e implantación del proceso de seguridad

(…)

2. La política de seguridad, en aplicación del principio de diferenciación de responsabilidades a que se refiere el artículo 11 y según se detalla en la sección 3.1 del Anexo II de este real decreto, deberá identificar inequívocamente a los responsables de velar por su cumplimiento y ser conocida por todos los miembros de la organización, distinguiendo los siguientes roles:

a) El responsable de la información determinará los requisitos de la información tratada.
b) El responsable del servicio determinará los requisitos de los servicios prestados.
c) El responsable de seguridad determinará las decisiones para satisfacer los requisitos de seguridad de la información y de los servicios, supervisará la implantación de las medidas necesarias para garantizar que se satisfacen los requisitos y reportará sobre estas cuestiones.

Hasta aquí no indica nada nuevo que no se haya desarrollado en la guía CCN-STIC 801, pero está bien que quede bien especificado en la ley en un artículo. Seguimos:

d) El responsable del sistema, por sí o a través de recursos propios o contratados, se encargará de desarrollar la forma concreta de implementar la seguridad en el sistema, de la supervisión de la operación diaria del mismo pudiendo delegar en administradores u operadores bajo su responsabilidad.

Este punto aclara que en caso de no poder disponer de recursos propios (personal) se podrá externalizar esta responsabilidad a una empresa externa a través de contratación de este servicio, siendo estos los encargados de implementar la seguridad establecida (que previamente habrá decidido el responsable de Seguridad), y de la supervisión en la operación diaria. Hay que matizar que dada la ley de contratación del sector público, si se recurre a externalizar esta figura, se deberá licitar el servicio para la duración que se decida.

3. El responsable de la seguridad será distinto del responsable del sistema, salvo en aquellas situaciones excepcionales en las que la ausencia justificada de recursos haga necesario que, de manera temporal, ambas funciones recaigan en la misma persona.

Una vez más, recalca que la figura del responsable de seguridad será diferente a la del Responsable del Sistema, pero esta vez «flexibiliza» el incumplimiento del artículo 11 que comentábamos antes, permitiendo que en situaciones en entidades pequeñas con recursos limitados, de forma excepcional, justificada y de manera temporal (y recalcamos temporal), estas figuras pueden recaer sobre la misma persona. Es muy probable que el Auditor que venga a certificar nuestro SGSI, en la primera auditoría nos lo pase indicando que habrá que resolverlo antes de la próxima auditoría externa (bianual).

4. Una instrucción técnica de seguridad regulará el Esquema de Certificación de Responsables de la Seguridad, que recogerá las condiciones y requisitos exigibles en esta figura.

Este punto se fuerza sorprendente, ya que indica por primera vez que la figura del Responsable de la Seguridad estará Regulada mediante una ITS (Instrucción Técnica de Seguridad), y es más que probable que al igual que ocurre con el DPD, esta figura deberá estar Certificada (CISO) por alguna entidad externa (ENAC, Ecouncil, IQNet, AENOR…), obligando así que esta figura, que tiene la responsabilidad de determinar los requisitos de seguridad, supervisar la seguridad y en definitiva, «dirigir la batuta» del SGSI, esté bien formado y preparado para garantizar la seguridad y bienestar de los sistemas de la información de la entidad.

5. En el caso de servicios externalizados, salvo por causa justificada y documentada, la organización prestataria de dichos servicios deberá designar un POC (Punto o Persona de Contacto) de Seguridad de la información, que cuente con el apoyo de los órganos de dirección, y que canalice y supervise, tanto el cumplimiento de los requisitos de seguridad del servicio que presta o solución que provea, como las comunicaciones relativas a la seguridad de la información, así como la gestión de los incidentes para el ámbito del servicio que provea.

Este POC de seguridad, será el propio Responsable de Seguridad de la organización contratada o formará parte de su área o tendrá comunicación directa con la misma. Todo ello sin perjuicio de que la responsabilidad última resida en la entidad del sector público destinataria de los citados servicios.

Este punto habla bastante por sí solo, y es bueno que se tenga que indicar cuáles serán los puntos de contacto con los responsables de seguridad de los servicios externalizados y establecer la metodología de comunicación para garantizar el cumplimiento de la seguridad en los servicios prestados. También da a entender la posibilidad de externalizar la figura del responsable de seguridad, aunque la responsabilidad última recaiga en la propia entidad. Si contextualizamos estos dos puntos con otras leyes de este 2021 como es la 43/2021 en el que entre otras cosas establece las funciones del Responsable de la Seguridad de la Información en las empresas de servicios esenciales, es probable que obtengamos pistas sobre cómo irá esta Instrucción técnica de Seguridad que hace referencia el punto 4.

A Infordisa disponemos de consultores y técnicos especializados, certificados y con gran experiencia para poder asumir tanto la figura de Responsable de la Seguridad como la figura de Responsable del Sistema y al mismo tiempo garantizar el artículo 11: Diferenciación de Responsabilidades. Puede ponerse en contacto con nosotros ya sea a través del siguiente formulario o de uno de nuestros comerciales de Infordisa para obtener más información sobre estos servicios.

¿Necesitas ayuda con el ENS?

    9 consejos navegar seguro

    9 consejos para navegar seguro

    Hoy, 17 de mayo, día Internacional de Internet, queremos compartir contigo algunos consejos para que tu navegación sea segura y poder evitar riesgos.

     

    1

    Concienciación

    Todos somos víctimas potenciales. Cuando accedemos a Internet, debemos tomar conciencia de los riesgos a los que nos exponemos. Es fundamental ser cuidadoso y precavido con las páginas que visitamos y los archivos que descargamos.

     

    2

    Certificado de seguridad

    Todas las transacciones deben realizarse con certificado de seguridad HTTPS. Navegar y hacer compras en sitios web que utilizan estos certificados, proporciona una capa más de protección, ya que los datos se transmiten de forma cifrada.

     

    3

    Evitar el Phishing

    No muerdas el anzuelo! Asegúrate de que el link al que accedes o que el remitente del correo son los que realmente fingen ser. No introduzcas datos si tienes alguna duda. Y recuerda que tu banco nunca te solicitará datos vía email.

     

    4

    Precaución con los correos

    Es una de las principales vías de recepción de malware y virus. Desconfía de mensajes o archivos adjuntos de direcciones desconocidas, o de correos que tú no hayas solicitado.

     

    5

    Un buen antivirus

    Un buen software de seguridad, y mantenerlo siempre actualizado, es una de las principales medidas que se pueden tomar para evitar ser víctimas de un ciberataque.

     

    6

    Seguridad en todos tus dispositivos

    Con el auge de la Internet de las Cosas (Iot), debemos hacer extensible la seguridad en todos los dispositivos conectados, relojes, Smart TV, consolas, etc. Asegúrate, al adquirir tu nuevo dispositivo, que está creado desde Security by Design, esto te garantizará que incorpora medidas de protección y que ha sido desarrollado con componentes seguros y correctamente auditadas.

     

    7

    Actualización del software

    Tanto del Sistema Operativo como del resto de aplicaciones / software. También hay que estar pendiente de la discontinuidad del soporte de este software, con el fin de buscar alternativas que nos garanticen la seguridad.

     

    8

    Equipos y wifis de confianza

    Las compras, las transacciones bancarias y demás temas importantes, es mejor realizarlos siempre desde dispositivos y redes de confianza.

    9

     Nuevas soluciones de seguridad

    La ciberseguridad evoluciona constantemente para dar respuesta a las nuevas amenazas. Las organizaciones deben ser especialmente proactivas en la incorporación de los últimos avances en tema de seguridad. Debemos incorporar continuamente las nuevas soluciones.

     

    trabajo-covid-infordisa

    Antes de la pandemia sólo 2 de cada 10 trabajadores tenían la opción de teletrabajar y sólo el 4% de empresas disponían de sistemas e infraestructura preparada para realizar teletrabajo.

    Desde marzo debido a la COVID comenzó a implementarse el teletrabajo de forma rápida y con muy poca organización, y muchas empresas no pensaron lo suficiente en la ciberseguridad. Debido a esto ha crecido la ciberdelicuencia exponencialmente.

    Por eso tenemos que garantizar que nuestros datos estén seguras estemos en la oficina o teletrabajando. Hay que basarse en filosofía «cero-trust» o tolerancia cero, que significa que todo lo que no tengamos a nuestro control lo tenemos que tratar como una amenaza. Y debemos pensar que la seguridad es como una cebolla, que tiene muchas capas y que serán los obstáculos de nuestros atacantes, en caso de que una falle habrá otros que evitarán que accedan a nuestra información.

    A continuación, te ofrecemos 10 tips muy sencillos para mejorar la seguridad de sus datos en tiempo de teletrabajo.

    1. Seguridad perimetral Firewall. Que detecte y bloquee comportamiento sospechoso, y tenerlos siempre actualizados y bien configurados.
    2. Antivirus. Es importante tener uno y actualizado. Es interesante que tu equipo de TI o tu proveedor, monitorice el estado con herramientas de gestión centralizada.
    3. Cifrado de extremo a extremo Si nos conectamos remotamente a la empresa, que sea mediante una VPN con un buen cifrado.
    4. No utilizar herramientas gratuitas como Any-Desk, TeamViewer, que nos obliga a mantener 24/7 nuestros equipos encendidos, para que los ciber-delincuentes suelen aprovechar las noches para ejecutar los ataques y no levantar sospechas
    5. Si tenemos reuniones o videollamadas debemos asegurarnos que sea segura y utilizar una herramienta de comunicación empresarial avanzada como Microsoft Teams.
    6. Es un buen momento para pensar con las contraseñas que utilizas. Hacerlas más complejas, que deban modificar con más frecuencia.
    7. Usar la autentificación multifactor (MFA) es un sistema de seguridad que requiere más de un modo de autentificación para asegurar que personas ajenas tengan acceso.
    8. Poner permisos de acceso a las carpetas compartidas de nuestros sistemas. El usuario debe acceder sólo a los datos que realmente necesita acceder por sus tareas en la empresa.
    9. Tener los PCs actualizados y en la última versión disponible. Si vemos el aviso de Windows Update que hay una actualización para instalar, instale la!
    10. Si ves algún comportamiento extraño a tus dispositivos notifica inmediatamente a tu departamento IT para que puedan investigar que esta pasando y así evitar daños.

    Esperamos que os sean de ayuda estos consejos y los ayuden a mejorar. Si desea información póngase en contacto con nosotros:

     

    Quieres más información de com mejorar la seguridad de tu empresa?

     

    ens-iso27001-infordisa

    Recientemente el BOE ha publicado el RD 43/2021 de seguridad de las redes y sistemas de información indicando así a las empresas esenciales la obligatoriedad de tener un Responsable de la Seguridad de la Información (RSI), también conocida como Chief Information Security Office (CISO), como la persona experta en la protección de los sistemas de información de las empresas, tendrá las competencias para elaborar y supervisar las políticas de seguridad y las medidas técnicas y organizativas a implantar en la organización.

    Así pues, las empresas esenciales deben implementar un Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información (SGSI) y es el Responsable de la Seguridad de la Información el encargado de operarlo y gestionarlo.

    Actualmente existen diferentes normativas o marcos reconocidos que regulan un SGSI, como es la ISO / IEC 27001 o el Esquema Nacional de Seguridad (ENS) en el que certifican estas políticas y medidas técnicas y organizativas.

    Para que haya una implantación de un SGSI garantizando la seguridad de la información de nuestros datos recomendamos:

    • Sponsors internos: es importante el apoyo total de la junta directiva que impulse todas las políticas y normas que deberán aplicarse, y sobre todo los costes que puede implicar aventurarse en un proyecto como este.
    • ¿A quién involucramos en el Comité de Seguridad TIC? Cómo será el encargado de tomar las decisiones trascendentales en materia de seguridad a la organización que afectarán a todo el organismo, es recomendable que sea un comité interdisciplinario con las diferentes áreas responsables de área haciendo énfasis con los departamentos legales, financieros, operación / producción, RRHH, seguridad física y obviamente, Informática.
    • Elaborar una política de seguridad y normas de seguridad que sean personalizadas a la organización:
      • Seguridad por Defecto: Los sistemas se configurarán para proporcionar las funcionalidades mínimas requeridas para qué la persona y la organización alcancen sus objetivos.
      • Zero Trust o Confianza cero: Todo elemento del sistema que no haya sido configurado y esté configurado para nosotros, deberá ser tratado como una amenaza.
      • Mínimos privilegios: los usuarios y sistemas dispondrán de los mínimos privilegios y accesos para la operativa diaria, y se implementarán los procesos de autorización necesarios para tareas fuera de los habituales.
    • GAP Analisys, análisis de insuficiencias iniciales, tenemos que ser muy objetivos en este punto para evitar desviaciones y posibles sobrecostes. Con este análisis tendremos una serie tareas y proyectos a implementar y asignar correctamente a la persona adecuada.
    • Definir una matriz RACI y establecer sesiones de controles trimestrales para el seguimiento de los proyectos identificados.
      Elegir un buen software y metodología de Gestión de Riesgos y formarse muy bien en este, pues la estrategia a elegir para proteger nuestros sistemas, deben estar basadas en los riesgos obtenidos.
    • Seguridad integral a toda la organización: un SGSI se apoya en la comprensión y la aceptación de las diferentes políticas y normas de seguridad por parte de toda la organización y trabajadores. Comunicarlas y hacerlas llegar de la forma adecuada a todos los usuarios será la clave del éxito de este proyecto.
    • Definir un buen calendario de auditorías técnicas y normativas para garantizar que las diferentes medidas y controles que se habrán ido implementando según el Plan, se mantienen y están en el grado de madurez requerido.
    A Infordisa disponemos de un departamento especializado en la implementación de Sistemas de Gestión de la Seguridad certificables por la ISO / IEC 21001 y el Esquema Nacional de Seguridad (ENS).

    ¿Quieres más información de nuestros servicios en ciberseguridad?

     

    Calendar

    Es imposible garantizar la seguridad total de la información, lo que significa que las empresas deben estar preparadas para reaccionar ante un posible desastre que pueda paralizar a su actividad. Hoy en día, recibir un ataque informático y perder todos los datos es algo común que seguro hemos vivido con mayor o menor proximidad. La información con la que trabajan las empresas es un activo esencial para su negocio, y quedarse sin este activo puede impedir trabajar de manera temporal o permanente.

    Ante una eventual pérdida de datos por ataque o por accidente, es necesario que contemplamos los siguientes aspectos que permitirán asegurar la continuidad de nuestra actividad y de la empresa:

    Plan de continuidad de negocio

    El plan de continuidad de negocio es una recopilación de pautas que indican cómo actuar ante un posible desastre. Este plan se presenta como una política de seguridad que tiene que definir una serie de puntos clave:

    • Identificar los activos críticos. Es necesario que tengamos reconocidos aquellos activos que son condicionantes para la continuidad del negocio. No es igual de crítica la documentación comercial en PDF que la base de datos de nuestro sistema ERP.
    • Definir responsabilidades. Debe quedar muy claro quién debe hacerse cargo de la situación en caso de desastre, por lo tanto es importante marcar roles y responsabilidades de los actores en esta situación.
    • Realizar un análisis de riesgos. Con el fin de clasificar los activos, determinaremos qué dependencias tienen, cuánto tiempo podemos estar sin este activo, y qué tiempo mínimo de recuperación sería aceptable.
    • Definir política de comunicación. Ante un desastre, puede ser muy importante la comunicación a los afectados o a las autoridades pertinentes, por lo tanto hay que definir el mensaje a transmitir y cómo hacerlo.
    • Marcar la periodicidad de revisión. Este plan no puede quedarse obsoleto, de ahí que debe tener una fecha de caducidad que asegure que periódicamente se revisa y se comprueba la validez.
    • Elegir la estrategia de continuidad. ¿Cuál será la estrategia más adecuada para nuestra empresa? Tendremos que valorar si podemos plantear soluciones de backup estándar o habrá que diseñar sistemas Disaster Recovery (DR)

    Backup

    El backup es un sistema que tiene como objetivo almacenar de toda la información y su histórico, de manera continuada, y ser capaz de poder restaurar en cualquier momento sin afectar a la integridad de los datos. Como sistema puede suponer un tiempo alto de recuperación, pero es imprescindible para recuperar la normalidad.

    Siguiendo estrategias como el backup 3-2-1, cualquier empresa puede obtener las máximas garantías con los mínimos recursos. Esta estrategia responde a las siguientes claves:

    3: Disponer de 3 copias de cada archivo (el original y dos copias)

    2: Utilizar 2 soportes de copias diferente, para plantear diferentes escenarios de desastre

    1: Ubicar 1 de las copias fuera del centro principal, para evitar desastres físicos como incendios o inundaciones.

    Es un sistema con un coste bajo pero con un tiempo de restauración más alto.

    Disaster Recovery (DR)

    Un sistema DR o Disaster Recovery va mucho más allá de un sistema de backup. Lo que busca es garantizar los datos y también los procesos, haciéndolos disponibles con una menor ventana temporal.

    El sistema Disaster Recovery planifica el sistema necesario para que en un caso de desastre, exista una alternativa disponible de manera inmediata que afecte mucho menos la continuidad del negocio. Permite no depender de tiempo de recuperación o restauración, y propone derivar la actividad a un sistema alternativo que, aunque sea de forma temporal, se presente como sistema principal. De esta manera el tiempo de recuperación del sistema afectado no perjudica la continuidad de la actividad.

    Se trata de un sistema con un coste más alto pero con un tiempo de restauración mínimo.

    Si quiere valorar cuál es el planteamiento de continuidad de negocio que más se ajusta a sus necesidades, nuestro equipo de profesionales aportará una visión crítica y concluirá la mejor estrategia para su empresa.

    entorno-seguro-infordisa

    Ya hemos hablado de la concienciación del usuario y como este puede ayudar a prevenir desastres, sin embargo es necesario que a nivel técnico la empresa disponga de las medidas de seguridad oportunas para garantizar un entorno laboral seguro. Estas medidas pasan por la utilización de herramientas de seguridad perimetral que protejan activamente el entorno y red de la empresa.

    Definimos como seguridad perimetral todas las herramientas y técnicas de protección informática que tienen el objetivo de convertirse en una línea de defensa de nuestro sistema informático. Estas herramientas no sólo nos protegen de aquellos ataques intencionados que quieren entrar en nuestra infraestructura, sino que también acompañan al usuario para proteger su actividad.

    Algunas de las principales herramientas de seguridad perimetral informática son:

    Cortafuegos o firewalls

    Los cortafuegos son herramientas de seguridad básicas en cualquier entorno empresarial y que mediante una política de accesos determinan qué puede y qué no puede acceder a la red. En términos generales estos dispositivos pueden aplicar medidas:

    • A nivel de red filtrante IP concretas
    • A nivel de pasarela controlando aplicaciones específicas
    • A nivel personal aplicándose a los mismos dispositivos de los usuarios

    Detección y prevención de intrusos

    Los sistemas de detección (IDS) y prevención (IPS) de intrusos utilizan para monitorizar y controlar los accesos a los equipos de la red de la empresa. Su principal misión es identificar un posible ataque, registrar los eventos, bloquear el ataque y notificar a los administradores o responsables de seguridad.

    Se trata de sistemas que continuamente monitorizan el tráfico entrante y lo comparan con bases de datos actualizadas de ataques ya conocidos, con el fin de identificar actividades sospechosas y notificarlo para su eliminación. Son elementos a menudo integrados en los mismos cortafuegos para dotarlos de mejores funcionalidades.

    Honeypots

    Los honeypots son sistemas de hardware o software pensados ​​como trampas para atraer a los atacantes y poder identificar así su comportamiento. Estos sistemas simulan equipos vulnerables que se exponen sin ningún riesgo para la empresa y recogen información que servirá para prevenir ataques futuros sistemas más importantes.

    Estos honeypots han evolucionado mucho en los últimos años y actualmente se implementan en forma de honeynets o redes de honeypots que simulan sistemas completos que permiten recopilar así más y mejor información sobre los ataques.

    Control de accesos e identidad

    Se trata de productos destinados a dotar a la empresa de mecanismos que permitan gestionar los usuarios y sus datos de identificación, asociar roles, permisos y políticas de seguridad, y controlar así los accesos a los recursos. Es básico disponer de un servidor de dominio que gestione con éxito esta información, pero siempre es interesante complementarlos de más técnicas para aporten gestión de los accesos a la red corporativa por parte de usuarios internos y externos, o herramientas Sign-On que unifiquen los accesos a diferentes sistemas y aplicaciones con un mecanismo de identificación común.

     

    prevencion-informatica-infordisa

    En un entorno como el actual, donde todas las empresas están digitalizadas o en proceso de hacerlo, la tecnología es protagonista indiscutible. Los trabajadores utilizan de manera natural y diaria infinidad de herramientas digitales con las que mueven información y datos en todo el planeta en cuestión de segundos. Si además le sumamos el hecho de que en plena pandemia por COVID muchos de estos trabajadores realizan sus tareas de forma remota haciendo teletrabajo, el uso de estas herramientas es todavía superior. Respondemos correo, descargamos información, accedemos a portales web, compramos online y compartimos todo tipo de información sin limitación.

    Esta gran apertura al mundo que nos hace más competitivos, también nos expone a riesgos hasta ahora desconocidos. Unos riesgos que mutan a diario y se adaptan a los intereses de aquellos que quieren sacar provecho de nuestra información. Un simple correo electrónico malicioso, puede desencadenar un secuestro de datos total. Un falta de comprobación puede generar una fuga económica descontrolada e irrecuperable. Un descuido en el lugar de trabajo puede provocar el robo de información relevante y confidencial. Son muchos los riesgos a los que estamos sometidos, y no siempre pueden evitarse con herramientas de seguridad informática.

    Herramientas como los cortafuegos pueden evitar accesos indeseados a nuestra información, sin embargo, estas son herramientas pensadas como puertas digitales que impidan el acceso a quien no se le permite. Pero qué pasa cuando un usuario de la empresa abre la puerta involuntariamente? ¿Qué pasa cuando un usuario, por falta de reconocimiento de un riesgo, se convierte en el desencadenante del problema?

    Según las estadísticas, un 60% de los ataques a las empresas son consecuencia de comportamientos no intencionados de sus usuarios. Esto significa que un usuario no formado es un riesgo enorme para la integridad y seguridad de la información de la empresa.

    Un usuario no formado puede suponer que éste caiga en una de las infinitas trampas que nos rodean continuamente. Un simple correo electrónico haciéndose pasar por un directivo, o una página web que imita a otra, puedes desencadenar una pérdida económica muy importante.

    La Prevención de Riesgos Informáticos (PRI) o Concienciación, busca educar y formar al usuario sobre las técnicas más utilizadas por los atacantes, y las buenas prácticas que garantizan identificar las trampas para evitarlas satisfactoriamente.

    En este artículo, queremos aportar unos consejos básicos para garantizar un uso seguro de las tecnologías en la empresa.

    Comprovación de la validez del correo electrónico

    Existen infinidad de correos electrónicos maliciosos. La mayor parte, son filtrados por sistemas antispam, otros acaban accediendo al sistema pero son evidentes engaños, pero algunos de estos están muy bien pensados ​​y utilizan estrategias no tan populares que pueden confundir al usuario.

    Es vital que cualquier mensaje que no esperamos, que pide acciones importantes o que implica transacciones económicas, sea validado y se compruebe el origen. Comprobar el remitente del correo es básico para darle validez. Los atacantes pueden enviar utilizando nombres de otras personas ya menudo en el momento de responder estaremos enviando a un correo electrónico. Comprobar las cabeceras también es una buena acción para asegurar su validez. Herramientas como Messageheader de Google nos ayudan a validar su contenido.

    Otros detalles del cuerpo del mensaje pueden revelar malas intenciones. Archivos adjuntos con extensión .exe, .vbs, .docm o .xlsm pueden simular archivos Office legítimos pero en realidad esconden malware peligroso. Analizarlo con el antivirus es la mejor opción.

    Revisar la redacción del mensaje, analizando si es lógica o está bien escrita, y comprobar que la firma del correo existe y es la normal en este remitente, ayudará también a dar por bueno el mensaje.

    Proteger el sitio de trabajo

    Puede parecer irrelevante pero tener un puesto de trabajo en condiciones es uno de los principales requisitos para garantizar la información de la empresa. Algunos de los principales prácticas a tener en cuenta son:

    • Mantener ordenado el lugar de trabajo: ya no sólo por higiene sino también por seguridad. No debemos dejar nunca papeles innecesarios, dispositivos USB descontrolados ni contraseñas a la vista
    • Sesión bloqueada: puede parecer irrelevante pero levantarnos momentáneamente de nuestro puesto de trabajo sin bloquear la sesión puede exponer innecesariamente los datos a los que tenemos acceso. No cuesta nada pulsar Win + L y bloquear la sesión.
    • Software actualizado: todas las aplicaciones de nuestro equipo tienen actualizaciones de seguridad que reaccionan y previenen posibles nuevos ataques. Mantener el software al día es la mejor manera que nuestras aplicaciones nos ayuden a mantener segura la información.
    • Antivirus: los softwares antivirus no sólo reaccionan ante software malicioso que puede entrar a nuestro equipo, sino que también nos ayudará a detectar webs fraudulentas y evitará contagios por ransomware.

    Contraseñas complejas

    Todos tenemos un gran volumen de contraseñas que además no para de aumentar. Una buena política de generación y mantenimiento de estas es clave para mantener seguros los sistemas de la empresa. Las contraseñas no se deben compartir, deben ser únicas y deben ser robustas (mínimo 8 caracteres, con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos). Estas 3 claves hacen que posiblemente necesitamos ayuda para gestionarlas y por tanto los gestores de contraseñas serán de gran ayuda. Herramientas como los propios gestores de los navegadores web o plataformas como 1Password entre otros son ideales para tener bajo control toda esta información.

    Copias de seguridad

    Más vale tarde que nunca. Esto es aplicable también a la seguridad informática. Si a pesar de las medidas de control y prevención del usuario los atacantes consiguen penetrar en nuestra organización, las copias de seguridad serán la última medida para recuperar la normalidad. Si todas las barreras fallan, debemos tener la capacidad de recuperar la normalidad y sobre todo, recuperar la información. Por este motivo, una buena política de copias de seguridad puede salvar de un enorme problema que podría acabar con la continuidad de la empresa.

    La estrategia de copia más interesante y equilibrada es la conocida como estrategia 3-2-1. Sus claves son:

    3: Mantener 3 copias de cada archivo, el archivo original y dos copias

    2: Utilizar 2 soportes de copia diferentes para proteger la información de diferentes riesgos

    1: Ubicar una de las copias fuera de la empresa, ya sea en el cloud o en otra ubicación

    Este planteamiento es capaz de dar respuesta y solución a infinidad de posibilidades y por lo tanto es la estrategia más completa y simple posible.

    Si quieres seguir profundizando más sobre cómo aportar formación a los usuarios y garantizar el correcto uso de las herramientas de la empresa, disponemos de propuestas de concienciación que centran sus esfuerzos en transmitir al usuario toda aquella información que le ayudará a anticiparse y prevenir cualquier ataque.

     

     

    La formación és siempre la mejor de les estrategias.

    Aplicacion ens infordisa

    El proceso de aplicación del ENS, se aplica con un total de seis fases y se basa en un ciclo de mejora continúa.

    El ENS se basa en un ciclo de mejora continúa

    El ENS a grandes rasgos consiste en la implantación de un SGSI (Sistema de Gestión de la Seguridad de la Información / en inglés SystemManagement Information System), el cual tendrá que cumplir una serie de requisitos para ser certificado según la ley 11/2007 artículo 42.2 dónde es define el Esquema Nacional de Seguridad.

    Ens sgsi esp

    Model PDCA de l’ENS​

    Utilizamos el modelo estándarPlan, Do, Check, Act, para garantizar la correcto aplicación del ENS. Vemos las fases del modelo PDCA aplicadas al ENS:

    Pdca ens esp

    Fases del Plan de Adecuación al ENS

    A Infordisa, planteamos el plan de adecuación del ENS a partir de 6 fases para garantizar el éxito en la implantación. El proçés de implantación finaliza con el Plan de Mejora del propio Plan de Adecuación, por el que una vez finalizada el Plan de Adecuación, este, siempre se encuentra continúa evolución y actualización.

    Fases ens esp
    Debo cifrar la informacion sensible cast

    Cuando hablamos de activos de empresa, tendemos a considerar únicamente como tales los bienes tangibles, como por ejemplo mobiliario, maquinaria, los servidores, etc. Pero no debemos olvidar que también son activos, en este caso intangibles, la cartera de clientes, nuestras tarifas, la propiedad intelectual o incluso la identidad de la empresa. Toda esta información personal, financiera, legal, de I+D, comercial y estratégica, junto con el software para manejarla, son nuestro principal activo. Sin ella no podríamos prestar nuestros servicios ni vender nuestro producto. Por ello es necesario preservar su integridad, confidencialidad y seguridad.

    Para poder llevar a la práctica esta protección, tendremos que poner en marcha una serie de políticas de seguridad para, entre otras cosas, localizar y clasificar la información crítica, controlar quién tiene acceso a la información y a qué información,  proteger nuestros sistemas y también permitirnos utilizar los mecanismos necesarios para poder cifrar aquella información especialmente sensible o confidencial, como por ejemplo: copias de seguridad que vayamos a almacenar en la nube, datos personales sensibles, planes estratégicos, etc.

    Entre la información que necesitaremos cifrar estará:

    • La información almacenada (discos, ordenadores, portátiles, dispositivos móviles, memorias externas):
      • backups que vayamos a subir a la nube;
      • datos personales sensibles, si trabajamos por ejemplo con datos de salud; e
      • información confidencial como planes estratégicos.
    • Las comunicaciones o información en tránsito, como correos electrónicos o transacciones a través de la web.

    ¿Cuál es la finalidad del cifrado?

    El cifrado tiene como finalidad ofuscar la información mediante técnicas criptográficas para así evitar que los datos sean legibles para aquellos que no conozcan la clave de descifrado. Este tipo de técnicas son una solución eficaz para el almacenamiento y transmisión de información sensible, especialmente a través de soportes y dispositivos móviles, ya que:

    • permiten controlar el acceso a la información;
    • limitan la difusión no autorizada en caso de pérdida o robo de dichos soportes.

    Por otro lado, no debemos dejar de lado otro tipo de aspectos complementarios, como los siguientes:

    • la clave de descifrado deberá ser lo suficientemente robusta para que impida accesos no autorizados a la información que se protege;
    • si pierdes la clave, no podrás acceder a la información;
    • ante un fallo del dispositivo de almacenamiento físico, sería muy complicado recuperar la información, se encuentre cifrada o no.

    En algunas ocasiones, para el intercambio de documentos habrá que utilizar una infraestructura de claves públicas de cifrado (PKI por sus siglas en inglés Public Key Infrastructure), proporcionadas por Autoridades de Certificación (AC o CA, según las siglas de Certification Authority). Por ejemplo, para el envío de documentos como facturas o notificaciones a las AAPP, habrá que utilizar la firma electrónica. 

    ¿Quieres estar al día de todas las amenazas y evitar el desastre? Suscríbete a la lista de concienciación Infordisa




    Las herramientas criptográficas

    Para cifrar la información, utilizaremos herramientas criptográficas. Su objetivo es convertir los datos en ilegibles para todos aquellos que no dispongan de la calve de descifrado. Al cifrar se garantiza la integridad de lo cifrado y su confidencialidad. Es decir, se podrá comprobar que la información no ha sido alterada y que nadie que no conozca la clave ha podido verla. Además, hay técnicas que permiten firmar electrónicamente tanto documentos como correos electrónicos, por ejemplo facturas, contratos, o los que contienen información personal o de clientes, etc. Esto garantizará además su autenticidad y no repudio, es decir, que procede de quien lo firmó y que no puede decir que no lo envió. 

    Elegir la herramienta correcta de cifrado dependerá de una serie de variables, como son las siguientes:

    • si queremos una herramienta transparente para el usuario o no;
    • si el descifrado de la información debe realizarse en cualquier lugar;
    • el perfil de usuario que va a utilizar la herramienta de cifrado.

    Debemos tener en cuenta que para cifrar información no siempre será necesario utilizar herramientas específicas, ya que algunos programas de uso generalizado, como los paquetes ofimáticos o los compresores de ficheros, ya las incorporan. 

    Por otro lado, tanto para el cifrado de la información como para el uso de la firma electrónica, es necesario realizar previamente un análisis exhaustivo que permita identificar qué información será susceptible de cifrado y cuál requerirá de firma electrónica. 

    Tenemos que acordarnos también de proteger la información en tránsito y utilizar protocolos seguros en nuestras comunicaciones con el exterior de  nuestra red, ya sea con nuestros empleados, como con clientes, proveedores o usuarios de nuestros servicios. Para ello, en nuestra web, además de contar con mecanismos de autenticación si tenemos usuarios que se conecten a ella, contrataremos un certificado web que será de validación extendida si desde ella se pueden hacer transacciones económicas. Para accesos desde fuera de la red a nuestros servidores nuestros teletrabajadores y otros colaboradores pueden hacer uso de una VPN (por sus siglas en inglés Virtual Private Network, en español Red Privada Virtual), cuando sea necesario. 

    La información es el principal activo de cualquier organización. Garantizar su integridad y confidencialidad es una prioridad cuando hablamos de ciberseguridad. Aquella que consideres más sensible o confidencial deberá estar cifrada con herramientas criptográficas. Que nadie ajeno acceda a los datos que se almacenan o circulan entre los distintos dispositivos que conforman tu red, protege tu empresa y protege tu información.

    Si quieres leer el artículo completo de Incibe, puedes hacerlo aquí.