Ventajas de entornos VDI con infraestructura hiperconvergente

Entornos vdi

La tecnología VDI (por Virtual Desktop Infraestructure) es el resultado de la confluencia entre otras dos tecnologías avanzadas previas: por una parte la de virtualización de servidores, y por otra, la de escritorios remotos. Y, si bien comparte mucho de ambas tecnologías, hay que tener en cuenta que la VDI muestra características propias que la distinguen, y en consecuencia también, cuenta con sus propios servicios y productos asociados.

Mediante la centralización y consolidación de los escritorios, la VDI hace posible que los clientes que adopten esta solución reduzcan sus costos, y también que se simplifique la administración de los sistemas. Y, al mismo tiempo, los usuarios finales se benefician de libertad y movilidad para, desde cualquier dispositivo, poder acceder a sus respectivos espacios de trabajo virtuales, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Desafíos para una buena resolución

Cuando nos planteamos implantar un entorno de VDI, nos enfrentamos a diversos desafíos para asegurar una buena resolución. Entre otros aspectos, es fundamental tener en cuenta la experiencia de usuario, el retorno de la inversión y la complejidad del proyecto. Para que un proyecto de VDI sea exitoso, debemos asegurar especialmente una óptima Experiencia de Usuario (UX). Quien deba utilizar la solución, no admitirá interrupciones ni pérdidas de datos.

Relacionado con el anterior punto, el coste para entregar una Experiencia de Usuario adecuada debe ser proporcional al Retorno de la Inversión (ROI) esperado. Entre los factores que debemos tener en cuenta para determinar el ROI, se encuentran el costo inicial por cada escritorio desplegado, así como los costos operativos continuos. Y asimismo debemos considerar los costos que supondrá la expansión de esa infraestructura, a medida que vaya aumentando nuestra demanda.

Una plataforma hiperconvergente unificadora

Por otra parte, no olvidemos que, cuando se trata de desplegar, proteger y administrar escritorios virtuales, las soluciones de infraestructura tradicionales pueden resultar desalentadoras. A menudo, la virtualización de escritorios se convierte en un proyecto complejo, donde se requiere la intervención de múltiples productos -como son servidores, almacenamiento, SAN y software de protección de datos-, junto a una multiplicidad de puntos de administración.

Para evitar todos esos inconvenientes, en el mercado ya existe una completa solución. Se trata de SimpliVity, en cuya denominación se han reunido dos conceptos fundamentales que buscan los usuarios profesionales en un producto de esta naturaleza: por una parte, la simplicidad (‘simplicity’), y por otro, la velocidad (‘velocity’). Esta plataforma hiperconvergente de nivel empresarial, logra unificar las ventajas del servidor más vendido del mundo, junto con los mejores servicios de datos de su categoría.

Consolidación entre hardware y software

Otra ventaja reconocida de la infraestructura hiperconvergente de SimpliVity es que ofrece un rendimiento de clase empresarial, con la ventaja de ofrecer más escritorios pero con la intervención de menos hardware. Entre las capacidades garantizadas que la plataforma proporciona a las compañías que optan por esta solución, se encuentran su sencillez, la capacidad de gestión, la disponibilidad y la eficiencia de datos. Por otra parte, cuenta con numerosas y notables características, como son ofrecer protección y capacidad de recuperación.

El auténtico poder de la hiperconvergencia proviene de una total consolidación entre el software y los dispositivos de hardware. Reuniendo servicios de datos avanzados y de infraestructura TI en una única solución integrada como es SimpliVity, podemos habilitar y simplificar nuestras operaciones con la ayuda de un proveedor especializado como Infordisa. Combinándose todo ello en un módulo simple y flexible –que además se beneficia de la economía de la Nube-, el coste para la empresa usuaria se reduce a una fracción de otras propuestas.

Funcionamiento sin interrupción

Simplificando la complejidad habitual de un sistema hiperconvergente, SimpliVity convierte en un solo bloque de construcción todos los servicios de infraestructura y datos de TI para escritorios virtuales. Además, mediante capacidades de resiliencia integrada, copia de seguridad y recuperación ante desastres, se consigue que las máquinas puedan seguir funcionando sin interrupción. Por todo ello, esta solución entrega un entorno de computación virtual que proporciona una excelente experiencia de usuario final.

El enfoque de bloques de construcción de SimpliVity es otra ventaja que facilita que las inversiones de TI se vayan alineando con la demanda, y escalen sólo a medida que ésta crece. Así, se reduce el riesgo de tamaño, permitiendo que las empresas incorporen usuarios y escritorios según lo vayan precisando. Y, para aumentar el rendimiento del conjunto sin agregar otros nuevos costos, las compañías pueden por otra parte conectar también sus propios servidores existentes, añadiendo capacidad de cálculo adicional.

SimpliVity puede reducir la complejidad y el coste del entorno de TI de una compañía. Contacte con Infordisa, que le proporcionará la tecnología hiperconvergente que su organización necesita para seguir mejorando.

Infraestructura Hiperconvergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *