Continuidad de negocio

Es imposible garantizar la total seguridad de la información, lo que significa que las empresas deben estar preparadas para reaccionar ante un posible desastre que pueda paralizar a su actividad. Hoy en día, recibir un ataque informático y perder todos los datos es algo común que seguro hemos vivido con mayor o menor proximidad. La información con la que trabajan las empresas es un activo esencial para su negocio, y quedarse sin ese activo puede impedir trabajar de forma temporal o permanente.
Ante una eventual pérdida de datos por ataque o por accidente, es necesario contemplar los siguientes aspectos que permitirán asegurar la continuidad de nuestra actividad y de la empresa:

Plan de continuidad de negocio

El plan de continuidad de negocio es una recopilación de pautas que indican cómo actuar ante un posible desastre. Este plan se presenta como una política de seguridad que debe definir una serie de puntos clave:

  • Identificar los activos críticos. Es necesario que tengamos reconocidos aquellos activos que son condicionantes para la continuidad del negocio. No es igual de crítica la documentación comercial en PDF que la base de datos de nuestro sistema ERP.
  • Definir responsabilidades. Debe quedar muy claro quién debe hacerse cargo de la situación en caso de desastre, por tanto es importante marcar roles y responsabilidades de los actores en esta situación.
  • Realizar un análisis de riesgos. Para clasificar los activos, determinaremos qué dependencias tienen, cuánto tiempo podemos estar sin este activo y qué tiempo mínimo de recuperación sería aceptable.
  • Definir política de comunicación. Ante un desastre, puede ser muy importante la comunicación a los afectados oa las autoridades pertinentes, por tanto es necesario definir el mensaje que debe transmitirse y cómo hacerlo.
  • Marcar la periodicidad de revisión. Este plan no puede quedar obsoleto, por este motivo debe tener una fecha de caducidad que asegure que periódicamente se revisa y se comprueba su validez.
  • Escoger la estrategia de continuidad. ¿Cuál será la estrategia más adecuada para nuestra empresa? Deberemos valorar si podemos plantear soluciones de backup estándar o habrá que diseñar sistemas Disaster Recovery (DR)

[av_hr class='big' icon_select='yes' icon='ue808′ fuente='entypo-fontello' position='center' shadow='no-shadow' height='50' custom_border='av-border-thin' custom_width='50px' custom_margin_top='30px' custom_margin_bottom='30px' custom_border_color=” custom_icon_color=” id=” custom_class=” av_uid='av-zew40i' admin_preview

Backup

El backup es un sistema que tiene como objetivo almacenar de toda la información y su histórico, de forma continuada, y ser capaz de poder restaurarlo en cualquier momento sin afectar a la integridad de los datos. Como sistema puede suponer un alto tiempo de recuperación, pero es imprescindible para recuperar la normalidad.
Siguiendo estrategias como el backup 3-2-1, cualquier empresa puede obtener las máximas garantías con los mínimos recursos. Esta estrategia responde a las siguientes claves:

3: Disponer de 3 copias de cada archivo (el original y dos copias)

2: Utilizar 2 soportes de copias diferente, para plantear diferentes escenarios de desastre

1: Ubicar 1 de las copias fuera del centro principal, para evitar desastres físicos como incendios o inundaciones.

Es un sistema con un coste bajo pero con un tiempo de restauración más alto.
[av_hr class='big' icon_select='yes' icon='ue808′ fuente='entypo-fontello' position='center' shadow='no-shadow' height='50' custom_border='av-border-thin' custom_width='50px' custom_margin_top='30px' custom_margin_bottom='30px' custom_border_color=” custom_icon_color=” id=” custom_class=” av_uid='av-zew40i' admin_preview

Disaster Recovery (DR)

Un sistema DR o Disaster Recovery va mucho más allá de un sistema de backup. Lo que busca es garantizar los datos y también los procesos, haciéndolos disponibles con una menor ventana temporal.
El sistema Disaster Recovery planifica el sistema necesario para que en un caso de desastre, exista una alternativa disponible de forma inmediata que afecte mucho menos a la continuidad del negocio. Permite no depender de tiempo de recuperación o restauración, y propone derivar la actividad a un sistema alternativo que, aunque sea de forma temporal, se presente como sistema principal. De esta forma el tiempo de recuperación del sistema afectado no perjudica la continuidad de la actividad.
Se trata de un sistema con un coste más alto pero con un tiempo de restauración mínimo.
Si desea valorar cuál es el planteamiento de continuidad de negocio que más se ajusta a sus necesidades, nuestro equipo de profesionales aportará una visión crítica y concluirá la mejor estrategia para su empresa.

Infordisa

Infordisa

Departamento de Marketing

Deja una comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras publicaciones que te pueden interesar